• Un mercado a la moda

Madrid abre las puertas de su recién reformado mercado de San Miguel. En pleno centro de la capital española, detrás de la Plaza Mayor, se encuentra este nuevo mercado del Gourmet. Uno de los puestos sólo vende ostras y champán (13 euros=6 ostras+1 copa de champán), otro se especializa en pasta fresca de distintos colores y, entre un puesto y otro, la parada de rigor para tomar una tapa: cerveza fría y tosta de bacalao ahumado con el pan gomoso.








Lo más auténtico de este lugar gastronómico es que conserva la estructura de hierro del edificio característica de principios del siglo XX. Y en su interior, la numeración de los puestos y su espacio sigue intacta, pero modernas letras anuncian ahora si se trata de la pescadería o la carnicería.

Este mercado ha protagonizado dos inauguraciones distintas. Una en 1916, cuando España se declaraba neutral en el conflicto internacional de la I Guerra Mundial. Y otra hace apenas unas semanas, cuando el mercado de San Miguel, maquillado y vestido al estilo que se lleva ahora (mezcolanza entre lo moderno y lo clásico), abría sus puertas a los locos Gourmets de Madrid.

Siguiendo los parámetros de la moda, este mercado es un fashion victim en toda regla. Le gustan las ostras acompañadas con champán y la pasta y los bombones de colores estridentes. San Miguel es un mercado snob donde más que ir a hacer la compra de lo que se necesita, es un espacio de ir a hacer alguna compra de lo que se antoja.

No comments:

Post a Comment