• El inventor2: Costillas de cerdo con espárragos al vapor

Otra entrega del inventor de recetas. La sección donde tú pones los ingredientes y el inventor desarrolla una receta para ti.

En este caso nos han propuesto una serie de ingredientes bastante interesantes. El resultado: unas costillas de cerdo a la miel con unos espárragos al vapor sobre alioli de wasabi.




Ingrediente1: costillas de cerdo
Ingrediente2: Wasabi
Ingrediente3: Miel
Ingrediente4: espárragos

Para elaborar la receta, se ha añadido mostaza y alioli, que se puede sustituir por mayonesa, o simplemente, en vez de hacer un alioli de wasabi, hacer una vinagreta: aceite, wasabi y sal. Se ha utilizado una técnica para cocer la carne que se suele emplear en los restaurantes, pero que, en casa, queda muy bien: utilizar bolsas para cocer en el horno (las venden en Mercadona) en las cuales se mete la carne y el aderezo y se asa. En este caso, las hemos cocido a baja temperatura durante 3 horas y luego las hemos marcado en la sartén a fuego fuerte.

Ingredientes:
500gr de costillas de cerdo Ibérico
miel
mostaza (a ser posible de Dijon a la antigua)
aceite
sal
pimienta blanca
espárragos
wasabi
alioli

Empezamos mezclando, en un recipiente donde nos quepan todas las costillas, la miel con un poco de agua, aceite de oliva, mostaza, sal y pimienta. Más o menos 2 cucharadas de miel por una de agua y media de mostaza. Introducimos las costillas y las impregnamos con el aderezo. Lo dejamos marinando en el frigorífico una hora.

En una bolsa para asar, introducir las costillas y el aderezo, cerrar. Precalentar el horno a 90 grados, llenar un recipiente de agua, introducir en este la bolsa con las costillas, cerciorándonos de que el agua cubra la carne, y dejamos asar unas 3 horas. Como el agua nunca llegará a hervir porque la temperatura del horno no llega a los 100 grados, las costillas se nos irán haciendo lentamente y nos quedarán tiernísimas.

Sacar la bolsa del horno, introducir la salsa (aderezo más jugos de las costillas) en un cazo y poner al fuego para que vaya reduciendo por evaporación y nos quede consistente. Las costillas las vamos a terminar en la plancha en una sartén bien caliente, para crearles una capa crujiente.

Servimos las costillas con la salsa, los espárragos hechos al vapor (con una olla de las de Ikea que tienen un colador integrado, con un aparato que se adapta a la olla), o si no, a la plancha. Y terminar con el alioli de wasabi.

4 comments:

  1. Buenísimo lo de las bolsas de asar. Como la roner!

    Imagino que hace falta un horno muy preciso ¿no?

    En cualquier caso me lo apunto pero ya!

    ReplyDelete
  2. Una idea muy buena voy a tratar de imitarte con las bolsas,lo malo de esta receta es el tiempo que tiene que estar la carne en el horno, hay que tener mucha paciencia para elaborarla.......lo intentare.¡ Me encanta el wasabi!!
    La mama

    ReplyDelete
  3. Esto tiene buena pinta ñam ñam! La verdad es que creo que a partir del mes que viene solicitaré muchas recetas al inventor, porque es curioso que con tan pocos ingredientes se pueda cocinar algo tan creativo!!!

    Bssssss

    ¡ese pedazo de cocinera!

    ReplyDelete
  4. Mariano, nada de horno preciso, asegúrate de que el agua nunca hierva y ya está...

    La mama... Sí que hay que tener paciencia, pero vale la pena. ¡Viva el wasabi!

    Azur, espero tus ingredientes para combatir eso de... pasta con nada.

    ReplyDelete