• El inventor4: conejo con ravioli de membrillo y gorgonzola

El conejo es una carne muy liviana. Es de las más sanas, pues apenas tiene grasa. Por esto mismo, es una carne que peca de seca e insípida. Para evitar esto, en esta receta, el conejo está relleno con un poco de panceta que le va a dar más jugosidad. Además, la combinación de esta carne con el dulce del membrillo y la potencia sabrosa del queso gorgonzola es bestial. Lo recomiendo sin lugar a dudas.



Nombre: Victoria
Ingrediente1: conejo
Ingrediente2: membrillo
Ingrediente3: pasta

En este caso sólo han seleccionado 3 ingredientes de los 4 que se pueden. Así que se ha incorporado el queso gorgonzola como cuarto ingrediente. La panceta para rellenar el conejo también se ha añadido, y con la pasta, se ha optado por hacerla casera. Pues, en casa, casi siempre se suele tener huevos, harina y agua.

Ingredientes:
1 conejo entero
1 loncha de panceta o bacon
1 cebolla
1 ajo
250gr de harina
1 huevo
agua
sal
tomillo
membrillo
queso gorgonzola

Lo primero de todo, preparar la pasta fresca con la que se hará el ravioli. Para ello, formar un volcán con la harina, añadir el huevo y una cucharadita de sal. Mover las paredes de harina hacia el huevo hasta mezclarlo. Ir añadiendo agua y amasar hasta formar una masa firme y suave. Tapar con film y reservar en el frigo.

El conejo lo podemos pedir entero, o decirle al carnicero que nos separe las piernas y los lomos y nos deje los huesos. En definitiva, tendremos que deshuesar las piernas y quedarnos con toda la carne del conejo: carne de las patas traseras y delanteras y los dos lomos.

Los huesos son para la salsa. Sofreír los huesos en un poco de aceite hasta dorarlos en una olla. Retirar. Y en la misma olla, añadir la cebolla cortada bastamente, el ajo entero y sin pelar y sal. dejar que dore, volver a añadir los huesos y cubrir con agua. Dejar hervir durante 3 horas.

Estirar papel film, encima colocar 1 lomo de conejo, carne de una pata trasera y de una delantera. Poner la loncha de panceta y cubrir con el resto de la carne. Enrollar con el papel film y presionar hasta formar un rulo. Calentar agua sin que llegue a hervir. Pinchar el rulo para que no explote cuando lo introduzcamos en el agua, e incorporarlo al agua caliente de la olla. Dejar unos 15 minutos. Sacar y enfriar. Quitar el papel y marcar en una sartén con aceite bien caliente para formar una costra dorada.

Sacar la pasta de la nevera, estirarla con un rodillo hasta conseguir una capa bien fina, casi transparente. Cortar círculos o rectángulos. Poner en el centro de uno de ellos un poco de gorgonzola y membrillo, tapar con su homólogo y presionar los bordes para que no se abran cuando se cuezan. Cocer en agua hirviendo con sal durante 3 minutos.

Para montar el plato. Cortar dos rodajas del rulo de conejo, meterlas en el horno a 200 grados durante 3 minutos. Poner éstas en el centro del plato, en medio el ravioli, salsear con la salsa, que habremos colado, quitando los huesos y reducido y espesado con un poco de maizena diluida en agua. Poner una ramita de romero y listo.




2 comments:

  1. Sinceramente estoy sorprendida, has realizado una receta espectacular, a mi no se me hubiera ocurrido añadirle gorgonzola, no dudes que la voy a elaborar muy pronto.
    Chao

    ReplyDelete