• Lo que no sabemos sobre la carne

El consumidor aprende sobre las leyes del mercado capitalista. Aprende que las marcas son más caras sólo por ser x o y. ¿Pero qué precio real estamos pagando cuando compramos carnes baratas? Lo barato, en este caso, sale caro. En ese precio se incluye la ingesta de carnes que han sido atiborradas de antibióticos, la sobre explotación del animal para que produzca más y la utilización de 15.000 litros de agua para producir 1Kg de carne.



Hace unos años, cuando la ley de los hipermercados todavía no era la reina, un pollo llegaría al kilo y medio en 4 o 5 meses, mientras que, ahora, necesita sólo 30 días. Lo mismo ocurre con las vacas lecheras. Normalmente producen una media de 20, 25 litros de leche al día, ahora, una vaca proporciona más del doble, 60 litros. Las vacas dedicadas a la producción de carne, normalmente se alimentan de hierba (un 80% ) y el resto de cereal. Actualmente, la carne que compramos en el supermercado proviene de vacas que casi sólo se alimentan de cereales, por lo que, al alimentar a uno de estos rumiantes, se está impidiendo que se alimenten otras 8 personas en el mundo.

Los tiempos han cambiado. Esto no quiere decir que todos tengamos que ser vegetarianos, no por dios. Pero, si la mayoría de nosotros empezara a consumir producto cárnico biológico, así como huevos y pollos de corral, las cosas empezarían a cambiar. Como está pasando ya con las marcas al verse amenazadas por las marcas blancas. Nuestro cuerpo necesita 1 gramo de proteínas por cada kilo de su peso al día. Mientras que la media de consumo de carne es el doble. Los tiempos han cambiando, ¿qué será lo siguiente?

4 comments:

  1. Gracias por la información.
    La verdad es que echo en falta artículos de este tipo en blogs relacionados con la cocina.

    Saludos

    ReplyDelete
  2. Como siempre los refranes son verdades como puños, LO BARATO AL FINAL SALE CARO, los consumidores pensamos que las marcas blancas (en cualquier producto) son estupendas porque su precio es más bajo y lo que hay detras es producto de muy baja calidad, vamos que algunos casos habría que plantearse hasta si son perjudiciales para nuestra salud a la larga. Por tanto mi salud no me la juego, como y bebo lo mejor posible y esto no viene de marcas blancas.

    ReplyDelete
  3. Yo pienso que no hay que desconfiar de todas las marcas blancas, pues la mayoría de ellas producen alimentos sin transgénicos. Un ejemplo está en la multinacional Nestlé, la misma que promociona el cuidado de los bebés con sus potitos, según Greenpeace, no asegura que sus productos estén libres de transgénicos.

    Siempre que estoy en duda de si comprar una marca blanca o no, suelo comparar la etiqueta del producto con la del producto de marca. La mayoría suelen coincidir.

    Con la carne no se puede comparar. Pues la ecológica es más cara y no pagamos más por la marca, si no por su mayor calidad real.

    un saludo!

    ReplyDelete
  4. Yo quiero recomendaros el que sin dunda me parece el mejor sito en internet para comprar carne. Para mí es complicado conseguir tanta variedad en un sólo sitio. Soy clienta desde hace varios meses y estoy más que satisfecha. Se trata de CarneEcologica.net. Tienen todo tipo de carne ecológica certificada y una calidad excelente

    ReplyDelete