• Entrada impostora: él comía bicicletas, avionetas y TV

Este hombre, Michel Lotito, seguro que aguantaría un mes entero a base de kebaps, y ya es un logro... O tal vez no, porque a él lo que le gustaba ingerir eran tornillos, bombillas, bicicletas, aviones... En fin, una serie de "productos gourmet" que no le provocaron la muerte por explosión de estómago. Para ver el vídeo pincha aquí. Y para leer sobre esta persona y otras 9 excepcionales pincha aquí

4 comments:

  1. Ey de Sylvia Plath ya te diré con más calma todavía estoy digiriéndola. En otro orden de cosas el plato que me comí fue en un mexicano de alta cocina. Era una especie de cañas y tenía pinta de que se comía. Cuando la chica vino a recogerlo me dijo ¿Dónde está el plato? no quiso que se lo devolviera...

    ReplyDelete
  2. Bueno Carlos Torres, si este señor come todo eso porque tú te comieras un plato de especie de cañas no pasará na.
    Qué flipe el hombre ese. Y lo que me ha hecho pensar cuando ha ido al baño... por Dios

    ReplyDelete
  3. Torres... ¡No mames güey! Jajajaja. Muy buena tu anécdota.

    Chima, ¿Te refieres a cuándo, en el vídeo, suena una abundancia exagerada de metales? Jjajaja

    besitos!

    ReplyDelete
  4. Así es jeje. No pero me ha hecho reflexionar en serio, de verdad de la buena. Tampoco he querido pensarlo mucho, pero es cuanto menos curioso saber si el hombre digiere todo eso, o sale tal cual entra.

    ReplyDelete