• Arranca Lo mejor de la gastronomía

El Gran Wyoming y Quique Dacosta inauguran el XI congreso Lo mejor de la gastronomía cocinando en el concurso popular de huevos fritos. Antes de llegar a los fogones, ambos han debatido sobre si se puede popularizar el arte culinario junto con Paco Torreblanca, Susi Díaz y Santiago Segura, entre otros.






Mojando pan en la yema del huevo frito y siendo fotografiado con la boca llena. Así se le ha visto a Wyoming en el primer concurso del congreso Lo mejor de la gastronomía, que este año se ha inaugurado en Elche y se celebrará en Alicante, en el recinto ferial IFA, desde mañana hasta el miércoles 11. Congreso que concentra a los mejores chefs del panorama culinario nacional e internacional y que este año agrupa a Ferrán Adriá, Joan Roca, Martín Berasategui y Pedro Subijana entre otros.

Pero lo de los huevos fritos y la locura de los periodistas agolpados para grabar y fotografiar a un Wyoming cocinero, ha venido después de que se debatiera sobre si la alta cocina se puede popularizar. "La alta cocina está al alcance del pueblo porque el pueblo es soberano", ha dicho Santiago Segura en respuesta a José María Íñigo, periodista, quien ha mantenido constantemente que "la alta cocina no debe popularizarse porque si estuviera al alcance de todos perdería su magia".

El debate ha contemplado otros aspectos como la popularización de los gastrobares, lugares en los que se ofrece alta cocina a precios asequibles a casi todos. Wyoming, más práctico y más alejado de los extremos del debate Santiago-José María, habla de educación del gusto. Como ha ocurrido siempre con el arte, con los grandes genios no reconocidos en vida o incomprendidos. Wyoming ha hablado de Van Gogh, de cómo ahora el pueblo comprende su obra, y, sobre todo, de cómo es popular en el sentido de que se puede comprar un póster, una lámina o visitar los cuadros en un museo. "Al final todo se reduce a una educación del gusto", ha dicho Wyoming.

Torreblanca ha sido claro. "La alta cocina es necesaria". Y ha comparado El Bulli con un circo, en el sentido de que uno va a buscar espectáculo cuando come allí, no busca cubrir su necesidad alimentaria. Además, ha destacado el buen papel de la gastronomía española en el resto del mundo. "Cuando voy a Inglaterra no me reciben para que haga un merengue, si no para que innove y sea creativo. Esto es lo que buscan de la España culinaria", ha dicho.


Al acabar el debate, los periodistas han corrido como si de una manada se tratara para fotografiar el huevo frito de Wyoming. Esto ha impedido que el público de las gradas pudiera ver nada al respecto. De hecho, han continuado agolpados durante todo el concurso, por lo que la inauguración no ha sido muy popular. El público que esta mañana estaba allí, supongo que tendrán que verlo esta noche en el telediario. Mientras, entre tanta desorganización e improvisación, me he acercado a Quique Dacosta, quien ha alabado la actividad de los bloggers gastronómicos. "Habría que potenciar más este mundo, puesto que forma una opinión alternativa a la de las guías de restaurantes más importantes", ha dicho.

No comments:

Post a Comment