• Cuscús con longaniza

Aprovechando la longaniza que sobró después de hacer la coca del lunes, se opta por un cuscús rico y fácil. Podéis tener preparada la sémola en el frigo y aderezarla con lo que tengáis a mano: verduras, vinagretas, carne picada, pasas, piñones... O, también, utilizar sólo la salsa de esta receta para pastas o arroces.






Ingredientes:
Unos 70gr de cuscús por persona
4 longanizas
1 cebolla
1 diente de ajo
Orejas de judas deshidratadas (o cualquier seta fresca)
Tomate natural triturado
Manzanilla (vino)
Sal
Anís estrellado (opcional)
pimienta
Canela en rama

Antes de hacer nada, hidratar las orejas de judas que necesitan media hora. Ponerlas con agua y olvidarse de ellas. A continuación, hay que hidratar el cuscús como se explicó en la entrada de ayer.

Para hacer la salsa, que ya digo que es una idea, picar la cebolla y el ajo. En una sartén, añadir un chorrito de aceite e incorporar el ajo, antes de que se dore, añadir la cebolla. Mientras se pocha a fuego medio, quitar la piel a las longanizas. Añadirlas a la sartén cuando la cebolla esté dorada. Machacar la longaniza para que se desmenuce. Cuando esté dorada, incorporar un chorrito de manzanilla. Reducir y añadir el tomate, la canela, el anís estrellado, sal, pimienta y azúcar. Dejar a fuego fuerte hasta que se evapore un poco el caldo.

En una sartén a parte, añadir un chorro de aceite de oliva. Escurrir las setas que ya están hidratadas y picarlas. Añadirlas a la sartén, saltear unos segundos e incorporarlas a la salsa. Si lo que tenéis son setas frescas o champiñones, entonces añadirlas justo antes de incorporar la longaniza, esperar a que suelten su agua, poner la longaniza y continuar con los pasos explicados en el párrafo anterior, además de utilizar un producto fresco, os ahorraréis el fregar otra sartén. Servir esta salsa acompañando la sémola hidratada y condimentada a gusto.

2 comments:

  1. Siempre me ha entusiasmado la cocina sostenible (hoy nos vamos de sobras!),creo que voy a pegarle un bocao a la pantalla del ordenador.

    ReplyDelete
  2. En los tiempos que corren, es de agradecer recetas ricas y baratas, utilizando sobras de otras anteriores. Un olé, olé, olé.

    ReplyDelete