• Lo más original de Lo mejor de la gastronomía

Esto que veis desparramado por la mesa es alta cocina. Es una de las ideas que más triunfó en este congreso Lo mejor de la gastronomía celebrado en Alicante. Grant Achatz, restaurante Alinea, al final de su ponencia, fue invadido por personas que le pedían autógrafos. El chef hace esto que veis en la foto, sirve uno de sus platos del menú degustación en la misma mesa y, lo mejor, lo emplata delante del comensal. Traspasa la cocina a la sala.


Grant Achatz subió a dos voluntarios del público. Colocó un mantel especial y comenzó a disponer ingredientes encima. Arándanos, Mermelada de arándanos, nueces caramelizadas, migas de nueces, crema con infusión de tabaco, mousse de chocolate blanco congelada en nitrógeno, arándanos deshidratados, helado de malta, consomé de madera de arce... Todo expandido por la mesa. "Normalmente ésta es más grande, así que ponemos el alimento lejos del comensal para que tengan que interactuar entre ellos".

Los menús degustación de este restaurante, en Chicago, cuentan de 17 a 30 platos. Otra de las genialidades de este joven cocinero, quien es un referente en el mundo por su originalidad, es introducir una receta tradicional en mitad del menú degustación. Con vajilla tradicional y todo que han comprado en mercados de antigüedad. Esto contrasta con los demás platos, que son servidos en vajilla especial hecha por un famoso diseñador de Chicago. "Con esto pretendemos que el cliente reflexione sobre lo cerca que está la tradición de la modernidad o, al revés, todo lo que se ha evolucionado", explica el cocinero.

Otra de sus sorpresas es esta especie de bandera que veis en la imagen. Cada día, en vez de poner flores o velas en el centro de la mesa, el restaurante Alinea dispone una originalidad diferente. Todos ellos son comestibles. El camarero llega, dispone esa banderita en frente del comensal, que es papel de arroz con flores, le pone en medio cerdo con curry, lo cierra y crea un paquetito que el comensal come. Este es el entrante en Alinea.


Al final de su ponencia, como si de una estrella de cine se tratara, un buen número de personas se acercaron a él a pedirle autógrafos o a hacerse fotos con el cocinero. En esta imagen se ve cómo se saludan efusivamente Martín Berasategui, que era el próximo en intervenir, y el cocinero americano.

8 comments:

  1. Hasta en la misma mesa queda muy apetecible. ¡¡¡ Expectacular!!!

    ReplyDelete
  2. La verdad es que original si que es.....¿y esto del consomé de madera de arce??? Estos americanos son muy curiosos,luego pensamos que sólo comen hamburguesas.

    ReplyDelete
  3. Este tío es un máquina. Tiene 33 años, acaba de pasar un cáncer en la lengua... De película. Fue discípulo de ferran Adriá.

    ReplyDelete
  4. Me imagino cúanto habrás disfrutado. Cual niña con zapatos nuevos... eso sí, con tacones pero sin tapas. Me alegro de que hayas podido tener ese universo tan cerca y sobre todo que nos lo cuentes a los que no pudimos estar por allí.

    ReplyDelete
  5. Felicidades...!
    Si te hace falta cualquier cosa silva..

    ReplyDelete
  6. Felicidades...!
    Si te hace falta cualquier cosa silva..

    ReplyDelete
  7. Genial!!! Todos. Los días espero el momento de leer tus comentarios. Sige deleitandonos con tus explicaciones.. Mxx bs

    ReplyDelete