• Anula el sabor salado y ácido

Este pequeño fruto es conocido como fruta milagrosa. Y es que tiene la capacidad de anular el sabor salado y ácido de nuestras papilas gustativas gracias al contenido de miraculina en su pulpa. Si antes de comer un limón, masticásemos durante unos segundos miraculina y la tragásemos, la acidez del limón se convertiría en un dulzor propio de la naranja más amable.



"La miraculina es una glicoproteína que se enlaza a las papilas gustativas y enmascara completamente los sabores ácidos y salados durante un tiempo prolongado. Unos 30 minutos", se lee en Wikipedia.

"La "fruta milagrosa" ha cobrado una gran popularidad en ciudades como Nueva York, donde se organizan "viajes de sabor" (a 15 dólares el "trip"), reuniones donde aficionados prueban diversos platillos y productos después de ingerir la "fruta milagrosa", con el fin de llevar las papilas gustativas al límite".

Así, un trago de tabasco se convierte en un glaseado suave y un chupito de vinagre en jugo de manzanas. ¡Y se puede hacer la prueba en casa! En esta página dicen que hacen envíos internacionales. El precio es alto.

4 comments:

  1. Oí de hablar de esto por primera vez en la serie C.S.I y me parecio de lo mas curioso, estaban haciendo una de estas reuniones que comentas. Per te imaginas el ardor de estómago al día siguiente??? Genial saber mas.
    Besos!

    ReplyDelete
  2. No había caido en eso del ardor de estómago...

    Un saludo!!

    ReplyDelete
  3. Nunca lo había visto, es muy interesante.
    Un abrazo

    ReplyDelete
  4. Pues yo estaba pensando justo lo mismo que Laura. Vale que te lo tomas y resulta agradable, pero luego el estómago te lo deja hecho polvo. Me parecería súper chulo probarlo por la experiencia rara, pero tanto como inflarme a tabasco... pero vamos, súper interesante.

    ReplyDelete