• Arroz con pollo y conejo al estilo Mama

Este es un clásico de las reuniones familiares en Aspe, Alicante. Y más si
estás en el campo y, a parte de conejo, pollo, alcachofas y garbanzos, le añades caracoles. Las paellas valencianas se diferencian de los arroces alicantinos porque en éstos el caldo se hace a parte, mientras en Valencia se cuece en la paella. Este arroz lo domina con maestría La Mama.



Ingredientes
:
Medio conejo troceado
Medio pollo troceado
1 kg de alcachofas
1 pimiento rojo
1 cabeza de ajos
2 ñoras
Unos garbanzos cocidos
Colorante
Sal
Pimienta negra
romero fresco
3 tomates naturales rallados

En una sartén, poner cuatro o 5 cucharadas de aceite de oliva. Esperar a que se caliente un poco y sofreír a fuego moderado las ñoras. Cuando empiecen a coger un tono más vivo, sacarlas. Incorporar en el mismo aceite la cabeza de ajos y sofreirla hasta que dore un poco. Meter las ñoras y sólo media cabeza de ajos (la otra la reservamos para la paella) en un vaso de batidora, añadir un poco del aceite de la sartén y batir.

En esa misma sartén, si véis que hay que añadir más aceite, hacedlo, incorporar los trozos de conejo y pollo, de pocos en pocos, y dorar a fuego fuerte. Retirar. En ese mismo aceite, freír el pimiento rojo, retirar, añadir las alcachofas peladas y cortadas en cuartos, dorar y reservarlas. Por último, añadir el tomate rallado y sofreír a fuego vivo.

En una olla, poner el pollo, el conejo, romero fresco y la pasta de ñoras y ajos y cubrir con agua. Cocer durante unos 20 minutos o hasta que la carne esté tierna.

Ahora hay que elegir una paella en función del número de comensales y poner, más o menos, unos 100, 150gr de arroz bomba por persona. Poner la paella al fuego, añadir el caldo (el doble de caldo que de arroz, más o menos) y, cuando empiece a hervir, incorporar el arroz, las alcachofas, el pimiento rojo y los garbanzos.

Salpimentar, poner colorante, la media cabeza de ajos en el centro y dejar cocer a fuego fuerte durante 8 minutos y a fuego medio durante 12 minutos. Controlar la intensidad del fuego según cómo se vaya cocinando el arroz. Si se consume el caldo y el grano está un poco duro, bajar el fuego y tapar. Si nos queda caldo y el grano ya está casi listo, subir el fuego al máximo.

2 comments:

  1. ¡Aúpa la gastronomía de Aspe!!!!!!!

    Para los que vivimos fuera, esta imagen es un regalo para la vista y es que no hay nada como comer un arroz con conejo de estos…. con garbanzos….caracoles…y si te lo comes en el campo….pues ya ni te cuento.

    Lo de cocer el caldo aparte con la carne debe de ser lo que hace que esta quede más blandita ¿verdad?. Aquí en Castellón, que también es tierra de buenas paellas y arroces, yo siempre encuentro que la carne en las paellas queda algo entera, especialmente si es conejo.

    Pues nada… ¡que no falte el “arroz y conejo” de Aspe y momentos para comerlo!!

    Un beso,

    Nieves (Beje)

    ReplyDelete
  2. Gastronomía aspense! Sí señor!
    Es verdad, aunque yo ahora ya no coma conejo y mi madre nunca supiese hacer un arroz decente, un plato de estos siempre te trae a la boca el sabor de reuniones familiares en el campo, de peleas con tus primos por ver quien se comía más caracoles y de la voz de tu abuela preguntándote si de verdad e has lavado las manos.

    ReplyDelete