• Conejo al ajillo bien sencillo

Y sin comerlo ni beberlo, un pareado... Bueno, a lo que vamos: conejo al ajillo. Receta típica, rica y básica. Si no te gusta el conejo, queda también muy bien con pollo. Lo suyo es acompañar este plato con arroz, cuscús, trigo o unas patatas al horno.








Ingredientes:
1 conejo troceado
3 dientes de ajo
1 cebolla
1 vaso de vino blanco
2 vasos de caldo de pollo
Sal
Pimienta
Harina

Primero hay que enharinar los trozos de conejo y sofreírlos a fuego medio en una sauté con el fondo cubierto de aceite de oliva. Una vez dorados los trozos, retirar a un plato.

Laminar el ajo y picar la cebolla. Sofreír el ajo en el mismo aceite donde se doró el conejo y, enseguida, incorporar la cebolla picada. Mantener a fuego lento hasta que se poche.

Subir el fuego, añadir el vaso de vino y reducir. Volver a añadir el conejo a la olla y cubrir con el caldo de pollo. Dejar hervir a fuego lento durante unos 20 minutos. Salpimentar y servir.

1 comment:

  1. ¡¡ Bien rico !!Sí señor..... ah y un plato económico.
    Bsss

    ReplyDelete