• Ficha técnica: La alcachofa

La alcachofa es una de las verduras de invierno. Tal vez no se consuma demasiado por lo complicado de su limpieza y preparación. Lo más importante a tener en cuenta es su rápida oxidación. Por lo que es fundamental conservarla, nada más pelarla, en agua con limón o algún ácido.






La alcachofa es casi todo agua, casi un 85% de esta flor es agua. Y el nutriente que más se encuentra es el hidrato de carbono, un 2.9%.

El potasio es el mineral más presente con 353 mg por 100 gr de alcachofa. Aunque también contiene sodio, magnesio y calcio.

Para limpiarla, hay que quitarle las hojas más duras del exterior, hasta que veamos tierna la parte inferior del capullo. Hay que cortar el extremo de la alcachofa quedándonos sólo con la parte tierna. Restregar un poco de limón por la parte que hemos cortado para que no se oxide al entrar en contacto con el aire.

Pelar el tallo, cortar por la mitad o en cuartos y mantener en agua con limón hasta el momento de usarlas. Para cocerlas, hervir agua con sal y sumergirlas durante unos minutos. Retirar y refrescar en agua con hielo para conservar su color.

3 comments:

  1. Me encantan las alcachofas, aqui son tan caras que me tengo que conformar con los antipastos que venden enlatados.
    Toda una delicia y que nutritivas son.
    Besos

    ReplyDelete
  2. Me encantan las alcachofas!! Creo que es la verduda que más me gusta con diferencia.
    Me encantan rebozadas, pero claro, son rebozadas...
    Me encantan muchísimo crudas, comiendo hoja a hoja, pero luego se me queda tooooda la boca de rasposa que no se quita eso con nada de nada...
    Así que lo que hago es hacérmelas asadas, aceite y sal, 20 minuticos en la sarten con una tapadera, y también hojica a hojica, padentro... y al final del todo cuando solo queda el corazón.. booohhhh.. de un bocao!!

    ReplyDelete
  3. Eso de comerlas de hoja en hoja, chima, a mi me recuerda a mi abuela. Siempre se las comía así y yo con ella. Una delicia.

    ReplyDelete