• Masa de pizza crujiente

¿A quién no le gusta meterle un buen bocao a un trozo de pizza? Crujiente, con un toque de aceite de oliva y romero. Nada más. Acompaña esta deliciosa masa de pizza con jamón, lomo, queso... Úsala a modo de pan o ponle tomate, mozzarella y lo que pilles por la nevera.







Ingredientes
(para dos pizzas tamaño bandeja de horno):
Harina
250ml de agua tibia
3 cucharadas de aceite de oliva
50gr de levadura fresca
1 cucharadita de azúcar
1 cucharadita de sal

Mezcla el agua con el aceite, el azúcar y la levadura. Remueve bien hasta diluirlo. Añade un poco de harina, vuelve a remover y pon la sal.

Ve añadiendo más harina y amasando hasta formar una masa homogénea. Envuélvela en un trapo y déjala a temperatura ambiente una hora y media.

Enbadurna dos bandejas de horno con manteca de cerdo o aceite de oliva. Estira la masa ya fermentada y colócala en las bandejas.

Si la quieres usar a modo de pan, pon encima de la masa sal gorda y romero. Si la quieres con tomate y mozzarella, pon éstos encima. Hornea a 200 grados hasta que se dore y esté hecha por dentro.

4 comments:

  1. Uffff, para los amantes del pan esta receta es lo más!!! Yo me la comía sola a bocaos (con la sal gorda y prou).

    ReplyDelete
  2. Mmmmmmm, pero qué bueno!!!

    ReplyDelete
  3. No resulta poco conveniente mezclar la levadura con la sal?

    Saludos!

    ReplyDelete
  4. Hola Rodrigo. Sí, tienes razón. La levadura no se puede diluir en agua con sal, se debe diluir en agua templada con azúcar, que ayuda al crecimiento bacteriano, y, luego, añadir el diluido a la harina, remover y, por último, incorporar la sal.

    Saludos!!

    ReplyDelete