• El inventor45: roastbeef con salsa de soja-miel y fresas

Este inventor está delicioso. La combinación de sabores es exquisita. Chima propone: carne, higos o brevas, miel y frutos secos. Aquí en Noruega no hay higos ni brevas. Pero es que no sólo no hay frescos, si no que tampoco he visto secos... Tendré que buscar más. He utilizado fresas, que aquí están en temporada y son rojas intensas por dentro y deliciosas.



Ingredientes:
Una pieza ya atada para roastbeef
Una cucharada de soja
Una cucharada de miel
Medio vaso de agua
1 pastilla de caldo de carne
4 fresas
6 almendras
Un poco de aceite de girasol
Aceite de oliva
Sal y pimienta
Maizena

Salpimienta bien la pieza de carne. Pon una sartén a fuego fuerte con un poco de aceite. Añade el trozo de carne y dóralo bien por todos los lados. El fuego tiene que estar bien fuerte, lo importante es que se dore por fuera, luego lo terminaremos en el horno. Precalienta el horno a 180 grados.

Cuando la carne esté bien dorada, pon en un recipiente para horno un poco de aceite e incorpora la pieza de carne encima. Hornea a 180 grados durante 15-20 minutos, saca y deja reposar.

A mi no me quedó rosada la carne, esto es porque estaba en otras cosas (arreglando una bici vieja fantástica que me he ajenciado) y apagué el horno y dejé reposar la carne dentro durante 30 minutos... (Sin comentarios).

Mientras haz la salsa. Pon la soja, miel, agua y pastilla de caldo en una cacerola y hiérvelo. Luego, cuando la sartén en donde hemos dorado la carne aún está caliente, echa la salsa encima y despega (desglasa) todo el dorado que ha dejado la carne. Y si, además, al sacar la carne del horno ves que ha soltado jugos, incorpóralos a la salsa. No sales la salsa, con la pastilla es suficiente.

Espesa la salsa con un poco de maizena diluida en agua fría. Recuerda que empezará a espesar cuando hierva. Ve añadiendo de poco a poco hasta que la consistencia esté a tu gusto. Para hacer el puré de fresas, pon éstas en un vaso de batidora junto con las almendras y un chorrito de aceite de giralol y sal. Tritura.

Si tienes higos, simplemente pártelos por la mitad y dóralos en una sartén por la parte de la piel. Sírvelos tal cual junto con la carne.

Corta la carne en láminas finas y sírvela con la salsa y el puré de fresas. Si además acompañas con arroz o puré de patatas, de lujo. Haz la prueba, el contraste de la salsa potente de carne con el cítrico y dulce de la fresa es muy rico.

5 comments:

  1. Que suerte que no puedas verme, se me esta cayendo la baba encima del teclado...ains!!1 y la pantalla arañada :-S

    Me encanta la salsa, tiene un color vivo y brillante.

    Chapeau!

    ReplyDelete
  2. Eso es porque entra la luz de la ventana ;)

    Quita, quita, no digas nada de pantallas que no se pueden ni tocar con los dedos... ESTÁ PROHIBIDO! jejeje

    Gracias por el comentario! Un saludazo!

    ReplyDelete
  3. ¡dios mío tu blog cada vez me da más hambre! qué buena pinta tiene ese roastbeef!!!! :D

    ReplyDelete
  4. Increíble. Lo probaré con higos, que me haciá ilusión lo de los higos, y te contaré. Joder, ha quedado delicioso (che, lo poco que sé de cocina y lo mucho que sé de comer eh??? jejeje)

    ReplyDelete
  5. Esto ha sido sin duda el mejor inventor de siempre...
    Y los otros estaban buenisimos, así que esto es indescriptible con palabras...
    Como dije ayer: "más! más! más!"
    :-)

    ReplyDelete