• Bizcocho light con ciruelas


Se trata de un bizcocho ligero en la medida de lo que cabe. Es decir, en vez de utilizar mantequilla, harina refinada y azúcar blanca, utilizo otros ingredientes más sanos.

Obviamente lo único ligero es el bizcocho. El frosting ya le añade más grasa y las ciruelas están glaseadas en mantequilla, ron y azúcar. Pero si lo prefieres puedes poner las ciruelas encima del bizcocho antes de hornearlo. 

Le he añadido colorante rojo para que no quedara un color un poco  más apetecible. A ver qué os parece :)

Si quieres puedes ver otras recetas de bizcochos como el de zanahoria, manzana, arándanos o naranja


Ingredientes

225gr de yogurt desnatado
100gr de azúcar moreno
Edulcorante líquido
2 huevos
40ml de zumo de naranja
25ml de aceite de oliva
75ml de aceite de girasol
200gr de harina integral
Colorante rojo en gel (opcional)
2 cucharaditas de levadura química



Precalienta el horno a 175 grados con función calor por arriba y por abajo, sin ventilador. 

Mezcla el azúcar con los huevos y añade el yogurt y el edulcorante. 

Sigue mezclando e incorpora el zumo y el aceite. Termina con la harina y la levadura. Añade colorante rojo. Si es en gel, ve añadiendo poco a poco hasta que coja el color que te guste. 

Pon el bizcocho en un molde. Si eliges uno grande el bizcocho te quedará más bajito. Si eliges uno redondo o más pequeño el bizcocho quedará más alto y necesitará más cocción. Puedes engrasar los moldes con mantequilla y luego poner un poco de harina o engrasar con aceite y pegar un papel vegetal para hornear. 

Puedes añadir ahora las ciruelas cortadas a la mitad. 


Mete el bizcocho en el horno y hornea durante unos 40 minutos. No abras la puerta hasta que hayan pasado 30 minutos y hazlo con suavidad para que el bizcocho no baje. Si ves que crece mucho por el centro, baja un poco la temperatura, si vez que se hunde por el centro, entonces súbela un poco. 

A mí me gusta que quede un poco jugosito :) Cuando termine de cocer déjalo reposar dentro del horno con la puerta entreabierta durante 5 minutos antes de sacarlo.

Si prefieres glasear las ciruelas y añadirlas luego, pon una cucharada hermosa de mantequilla en una sartén. Añade las ciruelas y deja que cocinen a fuego lento junto con una cucharada de azúcar. Tienen que soltar un poco de jugo. Incorpora un chorrito de ron, sube el fuego y deja que reduzca la salsa. Listo!




2 comments:

  1. Un poco demasiado rojo para mi gusto, que me gusta el colorido natural, pero seguro que el sabor es delicioso. Un besote.

    ReplyDelete
  2. A mi me encanta el rojo a tope! Cuanto más colorido mejor :) A saco! ;)

    Un besito!

    ReplyDelete