• Mini lasañas de espinacas


El otro día me apetecía comer lasagna pero no quería hacerla de carne ni liarla parda en la cocina. Así que se me ocurrió hacer porciones individuales dentro de un molde de cupcakes. 

Y salió bien y buenísimo! Además, para hacerlo más sencillo, utilicé tomate en rodajas para el relleno y mozzarella, con lo cual sólo tienes que cocinar la bechamel. 

Ingredientes

10 láminas de lasagna ya hervidas y enfriadas
Queso mozzarella (yo no tenía el de bola)
Espinacas
2 tomates maduros
Para la bechamel:
2 cucharadas de harina
1 cucharada de mantequilla
1 cucharada de aceite de oliva
Una cucharada de queso de untar
Leche
Un puñado de espinacas
Sal y pimienta



Haz la bechamel. Hazte con una olla y pon a derretir a fuego medio la mantequilla y el aceite. Cuando esté líquido añade la harina y remueve con unas varillas. Fuego medio. Hay que cocinar durante unos 5 minutos. Qué no coja mucho color. 

Ahora añade un chorro de leche fría, deja que que se caliente sin remover y remueve bien con las varillas. Ve añadiendo chorros de leche hasta tener la consistencia deseada. Añade el queso de untar. Sal, pimienta y las espinacas. Tritura con la batidora. Deja hervir a fuego lento durante unos 10 minutos. 


Vamos a montar las minilasagnas! Te quedarán como ves en la foto de arriba. Corta cada lámina de pasta por la mitad y ponla de base en cada hueco de cupcake. Añade bechamel, una rodaja de mozzarella, dos hojas de espinacas y media rodaja de tomate. No te preocupes si ves que está muy petado porque luego al poner la segunda lámina de pasta, presionaremos un poco. 

Con un arito, o con el cuchillo, redondea la segunda capa de pasta, esta no tiene que sobresalir. Colócala encima y presiona. Baña con bechamel y pon una rodaja de mozzarella. 

Al horno! Precalienta a 180 grados. Hornea durante uno 20 minutos. No hace falta más tiempo porque son pequeñitas. Y así quedan!




3 comments: