• Tarta de crema de vainilla con peras al ron


Me encantan las tartas con masa brisa e improvisar el relleno. En este caso pensé en una crema de vainilla, parecida a la crema pastelera pero, en vez de espesada con maizena, se usa gelatina. Lleva una base de glaseado de chocolate con leche que combina muy bien con las peras almibaradas al ron. Espero que os guste! :) 


Ingredientes

Para la masa brisa
40gr de azúcar glass
110gr de mantequilla
2 yemas
190gr de harina
50gr de avellanas molidas
pizca de sal
Para la crema de vainilla
250ml de nata líquida
150gr de azúcar
10 yemas
2 láminas de gelatina
Vainilla en rama
Para el glaseado de chocolate
300gr de chocolate con leche
300ml de nata líquida
100gr de mantequilla
Para las peras al ron
200ml de agua
300gr de azúcar
8 peras (no muy maduras)
1/2 vasito de ron
1 cucharadita de sirope de vinagre de Módena
1/2 cucharadita de canela



Empieza con la masa brisa. Para ello pon la harina en la encimera y haz un volcán. Añade las yemas de huevo, la mantequilla a temperatura ambiente, el azúcar, la pizca de sal y las avellanas molidas. Amasa hasta que todo esté muy bien incorporado. Te tiene que quedar una bola compacta. No te preocupes si no está muy dura, pues tiene que reposar una hora en la nevera y la mantequilla solidificará un poco la masa. Reserva la masa tapada con papel film durante una hora en la nevera. 

Estira la masa y con la ayuda del rodillo, enróllala en él y desenrolla encima de la tartera. La tartera ha de estar engrasada con mantequilla y espolvoreada con harina para que no se pegue la masa. Coloca bien los bordes y corta el exceso. Precalienta el horno a 170 grados. 

Pincha la masa con un tenedor antes de hornearla. Pon un papel vegetal encima y haz peso con unas alubias. Esto se hace para que la masa no suba y cree montañas. Hornea durante 25 minutos. Quita el papel, guarda las alubias o arroz para otra ocasión y vuelve a hornear durante 10 minutos o hasta que esté dorada. Deja enfriar. 

Vamos con la capa de chocolate. Corta el chocolate en trocitos y pon en un bol. Calienta la nata y viértela encima del chocolate. No remuevas durante 1 minuto. Remueve y añade la mantequilla pomada. Mezcla y vierte encima de la masa brisa. Deja enfriar completamente. 


Para hacer la crema de vainilla, pon en una cacerola la nata líquida, las yemas, el azúcar y la pulpa de la vainilla o esencia de vainilla. Mezcla con unas varillas y arrima al fuego. El fuego no debe de estar muy fuerte, pues no queremos que se agarre al fondo de la olla. Además hay que tener cuidado para que la yema no coagule y forme grumos. 

Debemos remover constantemente con unas varillas hasta que la mezcla espese un poco, normalmente cuando rompe a hervir es cuando hay que remover más enérgicamente, retirar enseguida del fuego y pasar el contenido a un recipiente nuevo para cortar la cocción. 

Yo voy controlando el nivel de calor tocando las paredes externas de la olla, cuando empiezan a estar muy calientes hay que prepararse para la acción, pues es cuando la mezcla se va a convertir en una crema brillante y suntuosa. Una maravilla :) Hidrata la gelatina en agua fría y añade escurrida a la crema, mezcla bien. Deja enfriar un poco antes de añadir encima de la capa de chocolate. Deja enfriar completamente en la nevera. 

Prepara las peras al ron. Es tan sencillo como mezclar todos los ingredientes menos las peras en una cacerola. Hierve hasta que espese un poco y se cree un almíbar. Añade las peras peladas y cortadas por la mitad y deja enfriar por completo. Añade las peras a la tarta y listo!


La tarta la comimos en casa de unos amigos después que hicieran esta magnífica barbacoa :) ¡Cómo brillan los choricicos! 



No comments:

Post a Comment